Esterilización

Desde el Centro Veterinario Chiva, recomendamos esterilizar a perros y gatos, tanto machos cómo hembras, antes de los 6 meses de edad.

¿Qué es una esterilización y en qué consiste?

En hembras consiste en retirar ambos ovarios y el útero, esto se realiza con cirugía bajo anestesia general. Normalmente la operación es muy rápida y requiere de pocos cuidados después de la cirugía.

En machos consiste en retirar ambos testículos, es una cirugía muy sencilla, la recuperación es muy rápida y las complicaciones son muy raras.

¿Le dolerá a mi mascota la cirugía?

Como cualquier procedimiento esta cirugía puede ser dolorosa, pero se realiza bajo anestesia general y se utilizan medicamentos para evitar las molestias asociadas a la misma. Después de un par de días las molestias desaparecen.

Existen muchos mitos con respecto a la esterilización de perros y gatos, algunos, incluso avalados por colegas veterinarios.

Mito: A los perros ó gatos que se castran o esterilizan les salen tumores, les cambia el carácter, se vuelen flojos y engordan.

Realidad: Al esterilizar a una hembra le das un regalo de salud porque evitamos una enfermedad muy común llamada piómetra, ésta es una infección del útero asociada a efectos hormonales sobre el mismo. Esta infección ocurre independientemente de que haya sido cruzada o no y el riesgo de incidencia se incrementa al aplicar ciertos productos para evitar que entre en celo o que quede gestante después de una cruza no planeada. Requiere de atención urgente y cirugía para salvar la vida de la hembra.

Al esterilizarla también se disminuye la posibilidad de que sufra de tumores de glándula mamaria los cuales pueden ser malignos y causar metástasis y la muerte de tu perra ó gata. Los tumores de mamas en perras y gatas son tres veces más comunes que en mujeres por lo que son un problema frecuente.

El riesgo de cáncer de mamas en hembras no esterilizadas es de 26 % comparado con el de una esterilizada antes de su primer celo que es de 0.05 % y cuando se esterilizan después de su primer celo es de un 8 %. Otros problemas que se pueden evitar incluyen tumores ováricos y problemas vaginales.

Al no entrar en celo tu perra ó gata no se cruzará por accidente y por lo tanto no contraerá algunas enfermedades veneras que existen en los perros como lo es el tumor venéreo transmisible, brucela o leptospira entre otras.

Mientras más joven sea cuando la esterilizamos mas rápida será su recuperación y mayores los beneficios.

Se han realizado extensos estudios sobre los efectos de la esterilización temprana y se ha concluido que esta es segura y efectiva para las perras y gatas sin presentarse efectos sobre su crecimiento y desarrollo emocional (comportamiento).

Al castrar a tu perro ó gato (macho) también le otorgamos ventajas para su salud en ellos los efectos hormonales sobre la próstata causan problemas serios de salud, como pueden ser abscesos prostáticos, quistes prostáticos, agrandamiento prostático e infección, al castrar a tu perro o gato, evitamos estos problemas.

También se disminuye la presentación de otros tipos de tumores dependientes de hormonas como son los adenomas y adenocarcinomas de las glándulas perianales. Todas estas enfermadades son serias y su tratamiento es costoso y complicado.

En machos los beneficios de realizar una castración a temprana edad puede más bien relacionarse a una fácil recuperación pero se vuelve más importante el procedimiento alrededor de los cuatro o cinco años de edad que es cuando se incrementa el riesgo de estas enfermedades.

Al igual que en las hembras al castrar a tu perro ó gato evitas que éste se cruce y contraiga algunas enfermedades infecciosas que hemos mencionado, es importante notar que algunos perros y gatos,  continuarán exhibiendo comportamiento sexual y en ocasiones podrán copular con una perra en celo obviamente sin el riesgo de dejar gestante a la misma.

Un miedo común se relaciona al temperamento, el cual no se verá alterado por la castración. Sin embargo en algunos casos en los que el perro demuestra agresividad excesiva puede llegar a ser un modulador del problema pero no modificará su carácter.

Mito: Muchas personas sienten que es importante que nuestro perro o gato se reproduzca una vez para tener un desarrollo emocional correcto o “completar el ciclo de vida”.

Realidad: Ésto suena muy lógico para nosotros, porque somos humanos y tenemos una visión antropomórfica de nuestros perros y gatos.

Sin embargo la realidad es que no sabemos cómo ven la vida los perros y gatos pero estamos bastantes seguros de que no es igual que la nuestra.

Ahora sabemos que no es necesario para el desarrollo normal de los perros o gatos reproducirse y que como explicamos en la sección anterior, el cruzarlos no evita ningún problema de salud.

Al esterilizar a tu perro o gato, disminuyes las posibilidades de que este se pierda al salir a la calle a buscar al sexo opuesto y al mismo tiempo baja el riesgo de que se pelee con otro, que lo atropellen, que se lo roben o que se pierda.

Al esterilizar a tu perra o gata evitas los problemas de comportamiento, que se presentan al entrar en celo, algunas pueden volverse agresivas o nerviosas durante esta etapa.

Sí no es necesario cruzarlos… ¿Por qué mi perro ó gato muestra un comprotamiento sexual hacia otros animales de su especia, humanos u objetos?

Los perros y gatos presentan comportamientos sexuales normales que pueden verse exagerados en etapas de celo para las hembras o cuando los machos se encuentran expuestos a una hembra en celo.

En algunos casos el comportamiento sexual se presenta en situaciones que nos pueden parecer anormales como puede ser montar seres humanos, objetos inanimados o con los de su mismo sexo.

La realidad es que el origen de este tipo de comportamiento puede ser muy complejo y es un tema largo para nuestro margen de discusión pero muchas veces se debe a situación de dominancia y el objetivo del acto no es sexual del todo.

El observar que nuestra mascota tiene este tipo de comportamiento no quiere decir que necesita cruzarse, sin embargo recordemos que su sexualidad se rige por factores hormonales y no tienen un proceso lógico que asocia un acto sexual con las consecuencias reproductivas.

Es muy común que se presente la situación en la que tenemos un gato o perro muy querido y especial y deseamos tener un hijo del mismo. Tenemos que considerar los siguientes puntos antes de decidir si lo reproduciremos:

1. Las camadas de perros o gatos suelen ser numerosas y muchas veces cruzamos a nuestra hembra porque queremos un hijito de la misma pero acabamos con 8 cachorros que debemos de “colocar”.

La mayoría de las personas sienten que podrán vender o regalar fácilmente a los cachorros.

Pero esto no suele suceder porque en el momento en que los cachorritos están listos para irse a sus casa resulta que las personas que los querían “ya tienen otro” “su papa no lo deja tener perro” “nos cambiamos de casa y no nos dejan tener perro” etc.

Pero resulta severamente difícil colocar bien  a los cachorros con lo que muchos propietarios desesperados terminan por regalarlos casi rogándole a la gente que se los quede, sin mirar si quiera que los vayan a tener en buenas condiciones.

Recuerda que siempre escucharás historias de personas que cruzaron a la perra y vendieron a todos los cachorros y fue un “negociazo”. La realidad es que aunque tengamos perros o gatos muy bonitos, generalmente es difícil colocar a las crías y acaba siendo muy costoso criarlos.

2. Tener una camada de cachorros puede ser una experiencia “bonita” para los niños de la casa, pero también puede ser una experiencia traumática para toda la familia incluyendo a la querida mascota.

Las gestaciones pueden complicarse así como los partos resultando en situaciones que pueden requerir de cirugía o de hospitalización.

Las crías pueden requerir de cuidados especiales. La recuperación de la mascota después del parto puede complicarse con infecciones o problemas metabólicos serios que requieran de hospitalización.

3. La mayoría de las crías no conseguirán casa en las que reciban cuidados adecuados, cariño y morirán en el primer año de vida o serán regalados o abandonados.

Según algunas estadísticas de las asociaciones protectoras de animales de cada 10 crías que nacen solo 2 encontrarán casa permanente en los que tengan los cuidados necesarios.

Es muy difícil imaginar que las crías de tus perros o gatos terminen en esta situación si tu les buscas buenos hogares, desafortunadamente las estadísticas demuestran que ésto es lo más usual.

Una vez que las crías crecen y no son tan pequeños y tiernos son abandonados y descuidados.

Una perra y su descendencia producen hasta 67.000 perros en 5 años. En el caso de las gatas, este dato se incrementa notablemente.

Recuerda que aunque tu mascota sea de raza esto no quiere decir que tengas que reproducirlo, ni te garantiza conseguir buenos hogares para las crías.

Los albergues en nuestro país se encuentran saturados y con recursos económicos muy limitados, al esterilizar a tu mascota te aseguras que su descendencia no acabará en uno de ellos ni en la calle o en una perrera.

Riesgos reales de la esterilización

Como cualquier procedimiento quirúrgico y anestésico hay riesgos, pero éstos se ven asociados a la edad del paciente, estado de salud, sensibilidad a los medicamentos y anestésicos utilizados, así como la habilidad del médico veterinario e instalaciones disponibles para realizar el procedimiento adecuadamente.

Normalmente el riesgo en un perro sano y joven es extremadamente bajo. Ésto no quiere decir que si tú perro es viejo no lo debes de esterilizar, pero probablemente requiere de cuidados anestésicos mayores y una evaluación pre-quirúrgica más amplia.

En nuestro centro esterilizamos perro y gatos de todas las edades incluyendo de edad muy avanzada.

En algunos perros esterilizados el metabolismo se ve disminuido y el proceso de las grasas se ve alterado causando predisposición para subir de peso, sin embargo una dieta adecuada así como mantener el nivel de actividad recomendado para la raza y edad de tu mascota puede evitar este problema.

Existen reportes en los que relacionan la esterilización en las perras y gatas con incontinencia urinaria. Sin embargo esto no se ha comprobado y la incidencia es muy baja (2% aproximadamente, similar a la presentación del problema en perras ó gatas no esterilizadas) 

Como se puede apreciar, el esterilizar a nuestras mascotas trae muchos beneficios para la salud y sus espectativas de vida. Esto está reafirmado por un estudio realizado por una importante revista científica Norteamericana " American Journal of Veterinarian Research" el cual indica que las espectativas de vida de un macho castrado aumenta en un 24% en los perros y en un 36% los gatos. A su vez las hembras esterilizadas aumenta en un 20% en las perras y en un 40% en las gatas.

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>